«Estamos de vuelta!!»

Jelous, people! ¡Cuánto tiempo sin pasarme por aquí! Seguro que much@s de vosotr@s me mandasteis al cuerno! Desde… hummmm ¿junio? sin escribir nada… comprensible.

En mi defensa os diré que la mudanza, reformas del piso y papeleos de toda índole tuvo mucho que ver. De hecho, aún estamos inmersos hasta las cejas (y más allá) con desembalar cosas, adecentar la vivienda y rematar con algunos asuntos burocráticos. Sin contar que el Nano ya empezó el Cole, y nosotros a currar. Es de locos!

«Nuestro nuevo hogar!»

Pues sí! Al final hemos topado  con un piso que nos gustó tremendamente a todos! Es súper luminoso, cuenta con unas vistas preciosas y por primera vez nos sentimos realmente en casa. Quiero decir, hasta ahora, en los pisos que estuvimos viviendo, nos sentíamos muy raros, incómodos. Y de esta vez, lo sentimos «nuestro«. Los vecinos son todos unos encantos. Te echan una mano, te saludan siempre con una sonrisa… todo lo contrario de allá.

¿Sabéis lo que es levantarse por las mañanas, salir a la terraza y oler a mar? Es una maravilla! Que en Pontevedra, lo que solíamos oler, era a celusosa día sí y día también (haceros una idea: se semejaba al olor de coles cocidos o en su defecto, a mierd… ).

Y volver a nuestra ciudad… por fin! Encontrarnos a familiares, amigos y conocidos por la calle, mientras que allá no conocíamos ni al Tato. Retomar el contacto con ellos, ir a visitar a mis tías (que el Nano pide ir junta ellas una y otra vez), estar con mi padre… .

El Nano está requetefeliz aquí. Le encanta el piso y le encanta esta ciudad. Ya desde el primer día dice que no quiere volver a Pontevedra, que se quiere quedar en «la nueva casa».

«… y el Nano cumplió 4 añitos!»

Sí, sí… se me está haciendo mayor a ratos. Ya no es un bebé, ahora es un niño. En todo este año aprendió a hacer un montón de cosas nuevas. Habla como una cotorra, y utiliza algunas palabrejas que mete miedo. ¡Hasta me empieza a sacar razonamientos propios de un filósofo! La semana pasada, bañándolo, exclamé «¡Dios! ¿qué hiciste?» (el Nano había echado agua por fuera de la bañera…. no vayáis a pensar que se me dio por una iluminación mística o algo parecido 😉  ).

Pues el Nano me salta con lo siguiente:

«¡No digas esa palabra, mamá!»

«¿qué palabra? ¿Dios?», le pregunto.

«Sí! ‘Dios’. No digas eso!»

«¿y por qué?»

«Porque Dios no existe

 

… Sí, hijos, sí! Resulta que el Nano me salió Nihilista! Por supuesto se lo conté al momento al Don Esposín, y como Filósofo y buen lector de Nietzsche, se le cayó la baba. Jajajaja

Y sí! El Nano celebró dos cumples! Uno en el propio día y otro al día siguiente con mi padre, mis tíos-padrinos, mi hermana y cuñado. Así que lo pasó en grande!

 

 

«Estrenando Cole»

Pues como bien os podéis imaginar, el Nano empezó la semana pasada el Cole. Va bien, de hecho le encanta. Sólo que el segundo día le dio el bajón: fue consciente de que ya no vería más a sus compañeros del Álvarez Limeses. Preguntaba por ellos y se echó a llorar. Tanto el Papi como yo sabíamos de que iba a pasar algo así. Pero, en fin! Que por lo general, se está adaptando muy bien!

Y nosotros estamos encantadísimos con el Cole y con la Profe! Nos convocó al segundo día para una reunión. El Papi casi le da algo, y lo primero que le pregunta es que si el Nano hizo una de las suyas! Jajajaja Ya veis cómo quedamos desde lo del otro cole! Pues la Profe nos reunió para explicarnos el funcionamiento de las clases. Y muy bien! Explicó todo muy bien! Nos dio las pautas que tienen ellos para lo de las meriendas, lo de las filas, etc. Y genial! Y sí! Las clases que tienen son muy completas! No se dedican a ver dibujos y jugar a su aire toda la mañana: tienen gimnasia, iniciación a las mates, empezar con el abecedario, inglés…. . Está GE NIAL!

«Nuevo Blog a puntico de estrenarse»

Vale, os estaréis preguntando «¿qué pasó con el nuevo Blog?«. Pues nada! Intenté varias veces publicar por ahí, pero como soy algo «ñorda» para esas cosas… pues al final no pude. Básicamente, porque me lo enlazaba con esta cuenta, y por lo tanto, no os podía añadir y «Mariahora vas y lo cascas» se enteraría de todo=se entera toda la familia de Don Esposín=no mola, no  😦

Así que, en los micros momentos que tuve algo de «libertad» empecé a confeccionar uno nuevo con una sesión distinta. Hay ya media entrada ahí, que publicaré en breve. Ya os iré avisando cuando sea el momento. Pero creo que de ésta, sí va a funcionar! 😉

 

 

…y nada! Era para acompañar este post con algunas fotos… pero como el Nano se le ocurrió la «brillante idea» de llevarse el iPhone 4s liberado (donde guardaba la aplicación WordPress y las fotos para subirlas) a escondidas a  la calle…. que lo perdiera, y que algún «amigo de lo ajeno» se lo llevara en menos de lo que canta un gallo… pues no puedo 😦

Entre eso, y las 6 horas que nos echamos en comisaría para presentar denuncia… le sirvió para no volver a hacer algo así nunca más… o eso espero!

Pues eso! Que a partir de ahora procuraré ser algo más constante con el Blog… y ¡atentos al nuevo Blog! ¡Que promete! 😉

Besos y más besos para cada un@ de vosotr@s! … se os echaba de menos!

«Un micro respiro!»

Cuánto tiempo sin pasarme por aquí, gente! No veáis las semanas locas, locas que estamos pasando… a punto de quedarme «catachoff»!

Aprovecho este momentito para poneros un poco al día. El Nano ya terminó el cole el miércoles (¡¡¡ por fiiiin!!!), pero nosotros seguimos bajo presión con todo el rollo de mudanza, matricula y festivales (de hecho, hoy por la tarde me toca ir a uno… Sí, amigos. Se supone que aquí es festivo, peeero… por culpa de la mierder de las elecciones nos cambiaron la fecha 😦 )

El Nano está desde  el miércoles fuera de casa. Mi padre se lo llevó con él a su aldea natal, en el centro de tierras gallegas, en pleno campo, rodeado de pura naturaleza y tranquilidad. Están con ellos mis tíos-padrinos (que ya os conté sobre ellos), mi tía y muchos más familiares. Así que, el Nano está siendo el centro de atención de todos: le consienten todo, lo están mimando hasta el infinito, juegan un montón con él… . Y él no nos está echando de menos en absoluto. De hecho, hace un ratito hablé con él por teléfono y ¿os podeis creer que pasó de mi? Cabr…cete.

Me van mandando fotos del Nano por Whatsapp y mi padre me llama todos los días para contarme. Me cuenta que en ningún momento preguntó por nosotros. Está extasiado con toda la naturaleza que ve. Pide que le enseñen las vacas, cerdos, gallinas… . Y está genial! Ayer le pegó un susto de muerte a mi padre: se había ido a la villa a recoger los encargos para la comida familiar de hoy, y al volver no lo veía. Resulta que su tía lo cogió y se lo llevo con ella a ver las vacas. Y él, tan tranquilo se fue con ella, y ni preguntaba por mi padre jajaja.


Se va a la huerta a comer las fresas de ahí, e inspecciona el campo por si encuentra algún caracol o bicho, jajaja.

«Con mis tíos-padrinos»

Si hacéis memoria, os conté que mis tíos-padrinos (auténticos soles!) quedaron sordo-mudos por culpa de la meningitis. Se comunican con el lenguaje de signos, pero son capaces de entenderte leyéndote los labios.

El Nano los adora desde siempre. Nos contó mi padre que los entiende perfectamente y que ahora trata de imitar los signos que hacen (parece que le están enseñando). Y está pendiente de mi tío-padrino, que le llama «Mulo» (en realidad, se llama Milucho, jajaja. Ya sabéis como es el lenguaje de los peques a esa edad, jajaja).

«Dura separación»

Que sí… desde el miércoles estoy tristona. No soporto su ausencia y me entran ganas de llorar. Sé que está feliz y que lo están cuidando de maravilla, que está en muy buenas manos… pero, bufff… se me hace duro! Lo requetequiero un montonazo y lo echo terriblemente de menos 😦

No levanto cabeza! Estoy súper pendiente del móvil y lloro cuando me mandan una foto de él. Acepté la propuesta de mi padre, porque sé que le viene genial pasar unos días en el campo. En la ciudad pasa mucho rato encerrado en el piso, y yo quiero que disfrute de la naturaleza al máximo, que es algo único y precioso que tenemos.

¡Si hasta los miércoles lo pasaba fatal, que era el día en que el Nano se quedaba en el comedor del cole y no lo veía hasta la tarde-noche! En fin… que yo no sería capaz de separarme tantas veces de mi pequerrecho. Me muero!  😥

«Papeleos, papeleos … y más papeleos»

Cambiando de tema, estoy del papeleo hasta las narices. Me he pegado un montón de viajes en tren estas semanas para ir a la otra ciudad a hacer tramites. Hasta 3 veces en una semana!!! Y ayer ya rematé parte de los papeleos. La matrícula del nuevo cole del Nano ya está entregada. Se abrió el plazo este lunes 20, y ayer cuando entregué la documentación me sorprendí cuando me dijo la secretaria que me estaban para llamar porque veía que no daba entregado la matrícula. Que, bueno, el plazo se cierra el 30 de junio, y ayer era 23! Caray! Estaban preocupados de que me hubiera despistado o algo similar, y me comentó que solo quedaban 4 por matricularse. Alucinante!  😀

Así que… ya está matriculado! Yuppiiiieee!!

Y también ayer firmamos el precontrato de alquiler. (Sipi! Que hemos «topado» con el piso perfecto! Ya os contaré por el otro blog! 😉 ). Pesadilla terminada!… Por fin! 🙂

… ¿queda algo más? hummm… me parece que no… o eso espero!

Pues eso, gente! Supongo que ya estáis a puntito de empezar las vacas en familia, así que… a disfrutarlo al máximo! 🙂

… (y a ver si puedo retomar con normalidad lo del blog, y empezar ya con el paralelo, que, tranquis, ya os iré avisando 😉 )

Besotes a cada un@ de vosotr@s y feliz día!

«… y viviremos en una casa de papel!»

Ésto de encontrar casa/piso se está convirtiendo en una auténtica pesadilla! Queda mes y medio para hacer el cambio, hemos llamado a varios… y nada!

Te encuentras con cada panorama que ya no sabes si reír o llorar! En una, (de un piso normalito, en una zona para nada vip), nos pedían 3 meses de fianza más un mes extra de alquiler, nómina, contrato laboral fijo, que los ingresos sean como mínimo el triple de la mensualidad,  y un fiador. Vamos! Que todos nos podemos permitir ésto! jajaja

Luego, claro está, buscamos una vivienda sin muebles. Tenemos los nuestros propios, y la verdad, vivir en un piso ya con muebles que no son los tuyos no te hacen sentir en «casa». Además, la mayoría tienen un pésimo gusto! Ves esos muebles del año de la polca, y te entra una dentera… horror!

Añadimos que buscamos uno con garaje. Más difícil todavía. Y luego que admitan mascotas. Y aquí me entra ya la risa.

«Desastre hogareño causado por el Nano»

Ya sabéis de que tenemos 2 perros de tamaño mediano. Los dos nunca nos causaron ningún tipo de destrozo en casa. En ambos casos, me dediqué yo a enseñarles a aguantarse hasta sacarlos. Si están pachuchos y no se aguantan más, les enseñé ir a la cocina a hacer sus necesidades.

Esta semana, Don esposín llamó a un anuncio de un piso. Lo primero que dice es que tenemos mascotas. Ahí le dicen que claro, el suelo está recién barnizado y las paredes los pintaron también ahora. Y yo me río.

A ver, alma cándida. ¿Sólo los perros destrozan el parquet con sus garras de adamantium? (modo sarcástico on). ¿y los inquilinos tenemos que andar descalzos y no amueblarlo para no rallarlo? ¡Anda ya! Además, existe un invento llamado «alfombra».

Y punto de las paredes: vamos a ver, Señor Einstein… ¿qué tipo de destrozo va a causar un perro ahí? Si es por marcar, el macho que tenemos está castrado, por lo tanto no va a marcar.

El piso donde estamos ahora, está muy bien decorado: pintado de varios colores chulos, papel pintado precioso, apliques originales… . El problema es que la dueña nos dijo que no quería que colgáramos ningún cuadro. Ya ésto me echó para atrás, y desde entonces ando obsesionada con las paredes, sintiéndome como si estuviera en un hotel.

Teníamos un zapatero que no lo pudimos anclar por culpa de su petición. Teníamos… hasta que el Nano se le dio por escalarlo. ¿Consecuencia? Pues sí: el zapatero se vino abajo, y gracias a dios que el Nano se escurrió dentro de un cajón y no le pasó absolutamente nada! Zapatero inutilizado y el papel pintado de la pared de enfrente destrozado. ¿fueron los perros?

Y luego está la vena artística del Nano! Me pintó varias paredes con rotuladores, tizas, bolígrafos, ceras… y ahora para sacarlo me las estoy viendo. ¿fueron los perros?

13221143_10154041914569333_3964797338543413522_o

«El ‘Guernika’ particular del Nano… Los perros no fueron 😉 «

Hace unas semanas, la dueña vino a ver el piso (otra cosa más que detesto del alquiler). Yo me fui a dar una vuelta con los perros, mientras ella veía su piso con el Don esposín.

Todo muy bien, hasta que al Nano no se le ocurre hacer algo que hasta entonces nuuunca hizo. Estaba comiendo algo con chocolate y se había manchado las manos. Así que no se le ocurre mejor cosa que limpiarse las manos al papel pintado ¡¡BLANCO!! y delante de la dueña. Con dos….! Me contó Don esposín que la dueña se quedo palidísima al ver la hazaña del Nano, casi le da un síncope! Jajajaja (y no, no se fijó en el destrozo que había hecho el Nano con el zapatero).

«Martes de tortura»

Este martes pasado me eché todo el día delante del ordenador buscando vivienda. Fue un palizón terrible. La mayoría están amueblados, o no tienen garaje, o están a tomar por saco, no tienen ascensor (aunque si os digo la verdad, poco me importa. Aquí tenemos ascensor para 4 viviendas por planta -6 en total-, y me tengo echado ¡¡10 minutos!! esperando por el puñetero ascensor. Sin contar que falla un montón de veces, sino, que os cuente Don esposín, que un día se quedó durante una hora encerrado, jejeje )

Está también la picaresca de los precios: había algunas viviendas que las ofertaban varias inmobiliarias. Y alucinaba como variaba de precio de una a otra! O alquileres desorbitados (¿2.000€ al mes por un piso de 3 habitaciones normal y corriente?). No sé si habrá alguien que pique… pero si hay alguno, le deberían dar dos medallas: uno por tonto y otra por si la pierde.

Y el «momento ortografía»! Vale! Que yo no soy una Cervantes de la gramática, lo admito. Pero hay cosas que te hacen literalmente «sangrar los ojos«. Leer cosas como «Alkilo» (¿venderá la vivienda al kilo?), «garage«, «hecha un vistazo», «piso de alto stanndin» (aquí, sinceramente no sabía qué pensar), … y otras tantas burradas que leí que las borré de la memoria para no cortocircuitarme la poca neurona que me queda medianamente decente.

… y las fotos que ponen… «paaar favaaaar«!!! Demasié! Pocos son los que hacen unas fotos medianamente decentes, pero aún así, no entiendo por qué tienen que sacar 5 fotos de la taza del retrete. O a los muebles espantoso que tiene. O a  una esquina de una habitación. Sacar una foto de un descampado que da muy mala espina. Sacar fotos a habitaciones oscuras, donde no se ve ni un pijo. O una, que me dio especialmente mal rollo de los grandes: las fotos de una vivienda que ya de entrada me daba mala sensación, en la que solo las fotos de una habitación (no sé si salón o dormitorio) estaba llena de «orbs«. Casi, casi estuve a punto de enviar el anuncio a Cuarto Milenio!

En fin! Recemos para que encontremos algo! Sino, ya nos veo viviendo debajo de un puente! Jajaja

«Por lo demás…»

Ayer, el Nano salió del cole con un señor chichón morado en la frente. A nosotros solo nos dice que fue un niño que le golpeó con una caja de plástico muy dura. Me extraña, porque el chichón es bien grande! A mi padre le contó que se peleó con ese niño. La verdad… puede ser que sea por los caracoles. Me explico: el Nano lleva dos semanas tratando de recoger a todos los caracoles y llevarlos para casa, para evitar que este niño las pise (¡hay que salvar los caracoles, mamá!).

Me cuenta que en el recreo, cuando salen al patio exterior, este niño se dedica a pisotear a todos los caracoles, y me dice que él se siente muy mal que el niño haga ésto! En una me dijo que consiguió hacer prometer a este niño que no lo vuelva a hacer más. Así que sospecho que ayer el Nano perdió la paciencia y se lió a tortas con este niño.

La profe chiflada me estuvo llamando todo el santo día (la última llamada fue a la 1 y pico ¡¡DE LA MADRUGADA!! No cogí ninguna llamada, porque ya sabía lo que me iba a decir: «Tu hijo se porta fatal!«, que otra cosa no me dice. Sospecho que hoy, a la salida de clase, es capaz de retenerme al niño para  hablar conmigo. Y pobrecita si lo hace! Si hacéis memoria, en el acto de conciliación que firmamos tiene ¡ABSOLUTAMENTE PROHIBIDO HABLAR CONMIGO EN LA ENTRADA/SALIDA DE CLASE Y EN EL AULA!

Que… por el amor de dios!!! Queda solo un mes y medio! ¿tanto le cuesta dejarme tranquila lo poco que queda? 😥

Pues por hoy es todo, gente! Prosigo por aquí buscando nuestra «casita de papel»! 😛

Mil besazos a tod@s y a ser felices! 🙂

 

«De mocos y flemón, entre otras cosas»

Por aquí ando de nuevo! Y es que esta última semana me fue otra vez imposible publicar una entrada ya que al valiente del Nano se le ocurrió andar todo descocado por ahí con el pelete que hace… así que se pilló una buena catarrera y desde el jueves se quedó en casa. Seeeñoooor!! Daaaame pacienciaaaa!

«Una ‘carta de amor’ del dentista»

Pues que el lunes tuvimos la cita en la clínica de odontopediatría… Así que otro día más sin ir al cole.

Francamente, quedé alucinada con la de gente que había! Para ser una clínica privada (y no es la única aquí), había un montón en la salita esperando su turno, tanto que tuvimos que esperar una hora bien.

Me gustó el funcionamiento, y la odontopediatra me resultó muy profesional. El Nano estuvo colaborando en todo momento, incluso cuando le sacaron unas placas de la dentadura, solito con ellas. Para que la odontopediatra me confesara que alucinó con él de lo bien que se portó en todo momento, que normalmente los niños se remueven mucho o incluso le dan arcadas cuando les tienen que hacer unas radiografías.

Y sí, me da otra noticia desagradable (a parte de lo que ya sabíamos, de que tiene un porrón de caries): el Nano tiene un FLEMÓN! Jesús…

Obviamente, le conté que había ido muchas veces a la odontopediatra del ambulatorio, y que esta señora no me hizo caso en todo momento. Y ella me explicó que la culpa no fue mía, sino de ella de no haber tomado en serio esas manchitas que le estaba viendo y que tampoco me diese ninguna pauta a seguir.

Por lo que vio, me dijo que el fallo está en la estructura dental (o dentina) que tiene el Nano. Parece que es deficiente y muy susceptible a la caries. ¡¡Y fue la primera que me dijo que la lactancia materna no influye en eso!! Que ella no es quién para decirme que lo destete, porque reconoce que es una decisión de la madre y del niño!!

Lo que sí, piensa que las tomas nocturnas tuvieron que influir algo en la dentina, ya que es curioso la cantidad de caries que tiene en los dientes superiores y no en los inferiores.

Me dijo que hace poco fue a un congreso de odontopediatría y que se habló de unas toallitas a base de xilitol para este caso. Quedó en decirme dónde las puedo conseguir, porque ya que es consciente de que es imposible cepillarle los dientes cuando está dormido, ésta sería una buena solución. También me dijo que lo de darle chicles sin azúcar después de las comidas cuando no se tiene un cepillo de dientes a mano, es muy buena  idea. Y de que tiene que estar como 30 minutos sin beber agua después del cepillado.

Venga, que me dio un montón de pautas a seguir!

Y la «bromita» viene a continuación: en total tiene que hacer 4 Pulpectomías (grima, grima…)  y 13 empastes. ¡Casi nada! 😦

Con «carta de amor«, me refiero a la factura que me sale a pagar. Es como llamo yo a las facturas que vienen a casa, jeje. Pues…. agarraos, que vienen curvas: ¡¡¡1010 «Leuros« del ala (si es que no se complica nada)!!! Todo por culpa de una inepta que no se dignó en recomendarme una clínica dental privada, ni me tomó en serio! En fin… el Papi va a llamar a la pediatra para informarle de ésto. Pero me imagino que le dirá que la Seguridad Social no cubre nada de empastes, ni pulpectomías.

En fin! Que este jueves le toca al Nano faltar nuevamente al cole para tratar el flemón… pobre criatura! 😦

 

«Y una sonrisa para despedir»

Si os recordáis, las listas de admitidos en el cole se publicaban también este lunes. Pues que sí! A pesar de tener 0 puntos, el Nano está admitido junto con otra niña. Así que toca organizar todo para hacer la matricula para junio 😀

Por cierto: es más que probable que a partir de ya no pueda publicar tanto como quisiera. Ya os podéis imaginar el «baile» que tengo por casa: rematando el curso, alumnos que se presentan a pases de grados y exámenes finales, empaquetando ya cosas, buscando pisos… y ahora llevar al Nano casi semanalmente a la odontropediatra.

Aún me toca hacer una entrada agradeciendo a los que me habéis hecho entrega de varios premios blogueriles… y me siento fatal! (Perdón!!! En cuanto pueda, lo hago! 🙂 ). Que ya veis, no es que pase de vosotros, es que simplemente en estos momentos, las horas no me dan para casi nada. 😦

De todos modos, os mando un besazo a cada un@ de vosotr@s, por haberos acordado de mi! Emociona saber que hay gente que te tiene en consideración! 🙂 … sniff… 😉

Mil besotes a todos, y feliz recta final de Abril! 😉

«Apuntando maneras»

Esta semana la empecé bastante mal. Haber currado como una bestia la semana pasada y luego asistir al curso durante todo el finde, me dejó catacrocker del tó!

Ya el domingo por la noche empecé a sentirme mal, y el lunes por la mañana no era capaz de levantarme: dolor de cabeza, mareos, palpitaciones y fiebre. Todo un cuadro 😦

Así que, nuevamente, el Nano se quedó en casa. Y mira qué bien me vino, porque me cuidó de fábula! 🙂

Vino mi padre y me llevó al trabajo (me sentía mejor, así que fui a currar. Soy así… y no veáis el pachús que le dio al Papi!). Y para recuperarme del todo, el martes también me quedé en casa con mi enfermero particular. Anulé las clases y descansé al máximo, lo cual me vino de perlas!

«Ansia viva por tener un ‘hermanito-bebé’ «

El martes por la mañana, el Nano me preguntó qué me pasaba. Estaba preocupado, me parece que no está acostumbrado a ver a su Mami tan hecha polvo 2 días seguidos. Le contesté de que tenía pupa y que necesitaba descansar.

«Ah! Síiii! Es el bebé que se metió en tu barriguita de noche. Se hace magia y mañana sale y va a estar aquí! Y va hablar mucho con mi abuelo. A mi abuelo le gusta los bebés. Ya verás!»

Jajajaja En serio, primero quedé alucinada con su argumento, pero me partí de risa a base de bien. Le pregunto si es que quiere un hermanito y me contesta que sí. Que quiere ser el hermano mayor y tener un «hermanito-bebé-niño», nada de niña.Lo tiene clarísimo Jajajaja

Ya el Papi me contó el lunes por la noche de que de camino al pueblito donde doy clases, el Nano le dijo también algo parecido. El Papi le había dicho que yo estaba pachucha y que había que cuidarme mucho. Y el Nano le soltó que era porque tengo a su hermanito bebé en la barriguita y que tiene muchas ganas de tener un hermanito, enseñarle cosas y jugar con él.

«Así pasó la mañana del martes: viendo «The Avengers» con sus figuritas, y su «Lolón» (Gordon) como siempre fiel a su lado!»


La verdad es que el Nano lleva bien un año largo pidiendo un hermanito. Recuerdo una vez, que el Papi y yo estábamos hablando sobre el tema, y el Papi no estaba convencido. No quería que me agobiara más, porque sería yo quien tendría que aguantar todo el peso (el Papi está prácticamente todo el día fuera de casa trabajando, y de aquella, pensábamos quedarnos aquí. Y claro, aquí no tenemos a nadie quien nos eche una mano).

El Nano estaba jugando tranquilamente, pero al escuchar que su Papi no estaba dispuesto  a ir por el segundo, se le planta delante y le echó una señora bronca en su semiidioma comprensible. Estaba muy enfadado con su padre, y estuvo un buen rato enfurruñado con él.

Que, en fin! Obviamente ahora no es el momento de ampliar la tropa! Cambio de ciudad, casa y colegio es demasiado! Además aún tengo presente la pésima experiencia que tuve en la academia y me da verdadero pánico volver a pasar por lo mismo 😦

«Rendimiento escolar con sorpresa!»

Ayer llegamos tarde al cole. El señorito se lo tomó todo con una calma tremenda que ni que fuera jamaicano. En el cole cierran las puertas del aula pasadas las 9:10, y en estos casos, hay que entrar por el interior del colegio. Nos despedimos, se fue tranquilamente a su aula y yo aproveché para rellenar los partes de las faltas de asistencia del Nano.

A ésto que se me ocurre pedir para hablar con la jefa de estudios sobre el problemón que tenemos con el Nano por lo de los colores (ya sabéis: el azul es para niños y el rosa para niñas).

Estaban la jefa de estudios (que me encanta a rabiar!) y la secretaria. Nuevamente fliparon, porque me dijeron que precisamente evitan estas etiquetas sexistas. Que de hecho hacen que los niños jueguen con todos los juguetes que tengan (los niños con las cocinitas y tabla de planchar y las niñas con coches). Y que precisamente, evitan lo del azul-rosa.

Claro, lo que más les chocó es que es el Nano que insiste una y otra vez de que fue su profe que les enseña ésto. Y por eso ellas tomaron nota y estarán más que pendientes sobre el tema porque es algo muy grave.

Me contaron que en general trabajan con un libro que precisamente es neutro en este tema, pero que para manualidades trabajan con uno, que dicen que está muy bien, solo que tiene un fallo descomunal: hay una sección donde se divide el libro en dos partes: Libro para niña (donde todo es de color rosa, princesas y cosas por el estilo), y Libro para niño (que es de color azul, con coches y bomberos). Me aseguraron que ellas eliminaron esos dos libros por ser discriminatorio. Ah! ¿A qué no sabéis como se llama la editorial? OSBORNE!! Jaaaaajajajajaja En el momento iba a hacer un chiste malo… relacionado con Bertín Osborne, que, a ver si igual es también dueño de la editorial! jojojojo Tal como lo pintaban… ayyyy por dios! xD

Luego, la jefa de estudios me contó sobre el comportamiento del Nano en clase. Me dijo que el Nano mejoró pero que muchísimo, cambió un montón, tanto que parece otro niño, y que va muy, muy bien con las materias.

Me dijo que están viendo de que el Nano sobresale de manera inusual en las actividades artísticas. Tanto, que ellas mismas se quedan muy sorprendidas con los dibujos que hace en clase, que dicen que no es propio de un niño de 3 años. «Este niño va para artista!»

Bahhhh! Yo me derretí como un helado en pleno verano sevillano! Me encantó oír ésto!

Y me emocioné, porque el Nano heredó la vena artística por parte de mi madre: en mi familia materna, durante generaciones y generaciones, hubo (y hay) pintores, escultores, fotógrafos y músicos. Algunos de ellos incluso eran importantes y a día de hoy se ve aún alguna obra suya por la ciudad. Y es curioso como hay muchos familiares míos que pintan de aluciné, como mi hermana, primos y varios tíos. (a mi, el dibujo se me da fatal, jajaja).

«Una mañana, nada más levantarse, me pidió cartulinas y témpera. Parece ser de que estaba un tanto inspirado ese día 🙂 «


Y ahora el Nano sigue con la tradición! 🙂 Que, a parte de modelar y dibujar, últimamente anda sacando fotos a todo! 🙂

«Su nuevo descubrimiento: la fotografía! Se pasa todo el rato sacando fotos.  Y está pendiente de cogerme la reflex que tengo, jajaja»


El arte, aunque en España esté infravalorada, es muy importante. Para mí, enriquece a la persona.  Y me encanta que salga de él sin decirle nada! 🙂

Pues eso, gente. Tenemos a un Warhol en miniatura por casa! 😛

Mil besotes y a ser felices! 🙂

«¡¡Notición!!»

(… nooooo! No vamos ampliar la familia! 😉 )

Como sé que muchos de vosotros estáis pendientes sobre el tema del Nano, hoy toca una micro entrada para comunicaros queeeee……(redobles de tambor):

 

¡¡¡ EL NANO ESTÁ ADMITIDO EN EL NUEVO COLE!!! Yiiijaaaa! (y toque de platillo)

El plazo de solicitudes se cerró el martes, y las listas de admitidos se publicará para el 25 de abril. Ya sabéis que desde que entregamos la solicitud, andaba nerviosa y con miedo de que no fuera admitido, aunque había 13 vacantes para 5º de Infantil. ¡Nunca se sabe! Igual se le daba a todo dios meter a su retoño en ese curso!

Así que hoy enciendo el ordenador después de dejar al Nano en el cole rancio, me meto en la página del cole chachiguachi y…. veo que publicaron algo nuevo en procedimiento de admisión.

Resulta que los que presentaron solicitud para un curso de primaria, tienen que presentar en estos días la documentación pertinente para poder hacer el baremo ya que sobrepasó el número de solicitudes con respecto a las vacantes.

Tiemblo, tiemblo… y leo que: para las demás solicitudes presentadas dentro del plazo para el resto de los cursos de primaria e infantil no es necesaria la baremación y que obtenemos la plaza!!

¡¡¡Síiii, señooooor!!! 🙂

Aunque la lista sale para abril, ya sabemos que podemos respirar aliviados porque el número de solicitudes no superó a las vacantes.

En fin, gente! Que hoy soy un plus más de feliz! 😉

(… y el Papi emocionado! 😛 )

 

«Arrancando el último trimestre!»

Por aquí estoy otra vez de vuelta tras unas vacaciones en familia que me supieron a poco… sniff 😦

Lo bueno es que hoy empieza la cuenta atrás!! Síiii!!! Queda menooooos!!!

«Las vacaciones con mamitis»

El Nano estuvo todos estos días con una mamitis increíble, tanto que rechazaba al Papi constantemente. Si le daba besos, le decía que no quería sus besos, que solo quiere «besos de mamá». Me pedía constantemente colo, y me reclamaba la atención constantemente. Apenas me dejaba respirar!

Quizá tuvo que ver que estaba incubando algo. Ya cuando don Lorenzo hizo acto de presencia por aquí (que fue todo un milagro, jajaja), decidimos comer en la playa y hacer una sesión de fotosíntesis (abrigados, no os vayáis a pensar que con 13º nos despelotamos así por las buenas 😉 ). El caso es que sí, el día era soleado pero hacía un pelete que ni en Siberia. Así que sospecho mucho que el Nano se pilló un resfriado ahí (y el Papi también… tal para cual…).

 

«Pues sí, pues sí… aquí fue donde empezó toda la mamitis!»

Al día siguiente ya lo notamos más decaído que de lo costumbre, y ya de noche se despertó desesperado llamándome, cosa que es poco habitual en él, ya que es de dormir toda la noche de un tirón. El viernes, después de comer, se me metió el solito en cama y ahí quedó todo el día espachurrado. Y ¡sorpresón desagradable! Tenía fiebre!! Llega el baile con los termómetros digital y ese de oído, y cada uno me hacía unas lecturas extrañísimas. En una ocasión me llegó a marcar 39,5º!! Total, a echar mano del paracetamol y dejar al Nano que descansara.

Obviamente, mejoró considerablemente, pero lo de despertarse de madrugada llamando solo por mí, y estar pegado a la teta el resto de la noche… sigue a día de hoy! No sé qué le estará pasando… ¿será otra fase?  :-/

«Ampliando ‘vocabulario’ «

A ver, que haya estudiado piano clásico no quiere decir de que sea una finura extrema de persona, toda elegante y que jamás diga una palabra malsonante. Más bien, soy todo lo contrario. Así que, cada dos por tres se me escapa alguna «palabreja» poco decorosa (ejem…).

El Papi ya me lleva diciendo desde hace tiempo que cuide mi lenguaje delante del Nano, porque éste está absorbiendo todo y lo reproduce.

Viendo «Ocho Apellidos Catalanes», el Papi me dice «Oye… ¿y no tendrás tú algo de vasca? Porque mira que sueles decir «hostia» para todo! … a parte de ser cabezota y que vas de «quita de ahí Patxi, que ahí voy yo!». Me reí. No tengo ni idea si tengo antepasados vascos, pero la verdad, la palabra «hostia» está bastante presente en el vocabulario mío, de mi hermana y de mi padre (aunque cuando mi Padre está con el Nano, dice «hostis» jajajaja).

Pues bien. Justo al día siguiente de ver la peli (que la vimos de noche, después de que el Nano se durmiera), lo estaba bañando. El Nano me pidió un juguete y yo no le entendí bien y le pregunto. Contestación: «Síii, homeeee! Que me traigas el juguete, hostia!» o_O

Al principio me quedé en plan «no! Que vaaa! Escuché mal!». Pero luego, al secarlo y vestirlo se dio un golpe y exclama «¡Hostia!» o_O   o_O

En fin! Que me tocó darle una buena charla explicándole que esa palabra no la puede decir. Aunque a veces se le escapa, y volvemos a la charla.

Al Papi le está llamando últimamente «Tío», y el Papi flipa en estéreo y multicolor. Jajajaja

 

«El amiguito perfecto»

¿Os acordáis del amiguito que tenía el Nano, que le solía hacer el vacío cuando aparecían otros compañeros? Bueno, pues resulta que es el típico niño adorable, modélico, educado, perfecto… en fin: el hijo que toda madre/padre quisiera tener!

En clase, la loca lo tiene como un ejemplo a seguir, y las madres de los otros compañeros lo adoran y lo invitan a todos los cumples (y sí, al padre de este niño se le escapó el otro día en el parque de que el resto de los padres nos tienen en la «lista negra», por lo tanto no invitan al Nano 😉 ).

El «niño perfecto» es en meses mayor que el Nano, y ya sabéis que esos meses de diferencia, a estas edades, se nota un montón.

La cuestión es que últimamente estoy viendo que el Nano hace cosas muy raras, como lo de cuando va a hacer pis y se coge la colita, la menea y canturrea algo de «chorra» (una palabra que no usamos para nada). Le pregunto quién le enseñó eso. «Es un juego! Me lo enseñó «niño perfecto»!». Me contó, que cuando van a hacer pis juntos, el «Niño perfecto» le suele menear su colita y le canta eso. Abufff! En serio! Me recorrió un escalofrío tremendo por todo el cuerpo!! Pero gracias a dios ya no lo sigue haciendo, igual porque se asustó cuando me vio totalmente petrificada y se dio cuenta de que algo iba mal.

Otra fue cuando desde el cole me llamaron prácticamente una semana entera para que fuera a cambiar al Nano porque se había hecho pis encima. Hasta ahí, bien. Pero el caso es que en casa tuvo unos días que también se hacía pis encima, y me extrañó mucho. Ésto, unido a que se comportaba como un bebé, y hacía cosas propias de un bebé (lenguaje, gateo, ..) le pregunté. Me contó que en el patio suele jugar con «Niño perfecto» y aquel niño, que le hacía bullying,  a papás y bebé. Ellos hacían de padres, y el Nano era el bebé de ellos. Así que le instaban a que se hiciera pis encima y se comportara como un bebé. Decidme… ¿ésto es un juego de verdad?

Hablar con la loca (que sería con la que correspondería hablar), ya sabéis que es más que imposible. Con dirección, otro tanto porque ella pasa de todo. Y con los padres… el padre del «niño perfecto»echaría las culpas al mío porque el suyo es de conducta intachable, y al otro, pues otro tanto.  Así que le estuve hablando de que él ya no es un bebé, de que jugase a cosas de mayores… y así fue como conseguí de que dejara de jugar con estos dos elementos a semejante juego.

La última fue que el Nano me pidió que abriera la boca. La abro y pienso que igual quiere ver como es la boca por dentro. ¿no va y quería meter la lengua dentro? Lo paré y le vuelvo a preguntar. ¿Contestación? «Es un beso de lengua! Me lo enseñó «niño perfecto»!».

En serio. Yo estoy flipando con este «niño perfecto»! Las apariencias engañan por un tubo, sí! Tras contarle esta lista de absurdidades al Papi, éste está tan preocupado que piensa pedir un día libre en el trabajo para ir a dirección a pedirles de que vigilen al Nano.

Es cierto que el Nano dejó de hacer en casa todos estos «juegos» bizarros. Pero estoy viendo que ir al cole supone mucho más que aprender y socializarse. Salió del cascarón, de casa de Papá, Mamá y los Perros donde todo iba bien, protegido,  para entrar en lo que es realmente la sociedad, tan kafkiana, absurda y retorcida, enfrentarse con inocencia a situaciones que él mismo no entiende. Y hacerlas, porque para él es un simple juego.

Deseo que este trimestre pase volando. Incluso me estoy pensando de que el Nano falte durante último mes. Total ¿para qué?

Veo que este cole fue un total desacierto. Y sí, ya sé que estas situaciones se pueden dar en otros lugares también, pero por lo menos, habría contacto con las tutoras.

Que… a ver!!!! Queda menos para que se publique la lista de admitidos!!! 🙂 🙂

 

«Lo mejor de todo es que él sigue igual! No pierde su preciosa sonrisa, sigue haciendo travesuras propias de su edad y se sigue ilusionando por todo! 🙂 «

Besotes a tod@s, y feliz comienzo de semana! 🙂

«Una semana de Sprint Final»

¡¡Pooor fiiin hemos empezado las «vacas»!! Esta semana se estaba convirtiendo en una semana inteeeerminable, donde a penas tenía tiempo ni para respirar… .

La noche del viernes me parecía lejanísimos (y estando en lunes!!). Ya el lunes empecé mal: sufro de litiasis renal (al parecer es genético), y cada vez que expulso arenillas, paso por una cistitis odiosa. Así que, a las 7 de la mañana ya me despierto con los sietes males del mundo. ¿Consecuencia? Que no pude llevar al Nano al cole.

Tuve tardes intensas de evaluaciones donde lo paso francamente más que mal.

«Evaluaciones, y evaluaciones… ¡qué mal lo paso cuando me toca poner malas notas a algún alumno!»


La semana pasada os he contado que el Papi (aka «Don Kung Fu Panda»), se fue al día siguiente a la farmacia a cantarles las cuarenta. Con toda la educación del mundo, les dijo que le pareció mal que en ningún momento le pidieran un número de contacto, o de que se cambió la manera de entregar las vacunas y que ni le informaron del cambio.

Pueeees….. el Papi consiguió que nos metiesen nuevamente en la lista de octubre!!! Y esta semana (el miércoles), nos llamaron para decirnos de que (¡¡tacháaaan!!)  ¡¡¡ya tenemos la primera vacuna puesta!!!

Chicos, noooo véais los palizones que me metí el jueves y viernes!

«Momento ‘Naino Naino’ (Final Countdown)»

El jueves me tocó ir al pediatra para que me diese la receta. Mi planning era el siguiente:

ir al pediatra-pedir cita en el centro de salud para enfermería-ir al banco a sacar la «pasta»-ir a la farmacia a pagar la Bexsero-comprar una bolsa isotérmica-recoger al Nano del Cole. Y fin!

Vale… pues al final fue «un poco» distinto a esta idea inicial mía.

En el pediatra tuve que esperar una barbaridad ya que habían muchos nenes a la espera para  ser atendidos. Bien. Veo la hora y veo que el planning se me va al traste (tenía «cronometrado» todo). Salgo disparada del centro y mi siguiente objetivo era ir al banco.

Tralari-tralará! A medio camino, el cuarto de  neurona que tengo aún medio viva, me recuerda de que tenía que haber pedido cita para enfermería!! ¡¡Horroooorrrr!!!! ¡¡Noo me da tiempo!!

Me salta la bombillita de las ideacas y llamo al centro de salud para pedir la cita mientras me dirijo al banco. Y me atiende  la maquinita de las narices para pedir la cita… y os aseguro que fue tedioso!!! 10 minutos (y sin exagerar!), la voz esa me pedía datos y datos que tenía que decir después de escuchar unas listas interminables de opciones, para que al final me pase con una persona!! En serio! Esto es de traca!! Pero bien: cita pedida para el viernes a las 9:50.

Saco la pasta, veo la hora, y voy corriendo a la farmacia. ¡¡Objetivo conseguido!! Pago la vacuna y les pregunto por la hora de apertura de la farmacia. Oh, oh… abren a las 9:30 (lo que equivale a 9:45), y ni de broma me daba tiempo recoger la vacuna y llegar a enfermería! Así que me tocaba cambiar la cita para más tarde. Gracias al carrerón que me pegué, me sobrara tiempo para ir a recoger al Nano. Con tranquilidad fui al chino y compré un bolsito pequeño isotérmico para poder llevar la vacuna. Y ya delante del cole vi que tenía 20 minutos de tiempo. ¿qué hago? Pues arriesgarme a cambiar la cita. Salta de nuevo la maquinita de marras, y ahí estaba batallando, cag… en todo ya con la fecha de nacimiento! Como unas 5 veces le daba la fecha, y el «pseudo Hal 9000«de las narices  me las daba mal (de una hasta me dio el año de ¡¡1888!! que ya me diréis qué similitud tiene con 2012!). Total, que después de estar discutiendo con ese cacharro, me pasa (¡¡otra vez!!) con una teleoperadora de carne y hueso! Y de vuelta a dar todos los datos! juasjuasjuas!

 

«Y ésto es lo que cuesta la Bexsero por aquí… no me quiero ni imaginar a la gente que tiene que pagarse las 4 vacunas! Vergonzoso!!!»


Nah! Que al final conseguí mover la cita para las 11:30 y al colgar la llamada, suena el timbre del cole! ¡Niquelao! 😛

 

«Esta evaluación ya tenía más lógica. El Nano cumplió muchísimos objetivos y ya sabemos cuales son sus puntos débiles a reforzar en casa. Además, despunta de manera llamativa en cuestiones artísticas y dramáticas (lo lleva en la sangre! 😉 ). ¡Eso sí! Ya veis que el «Mantra» de la profe chiflada sigue! Yo ya me lo esperaba! Jojojo»

 

El viernes fue también por un estilo. De la farmacia, corriendo para la enfermería y luego para casa a hacer la comida y preparar para las clases de la tarde, para rematar luego con el Festival de Semana Santa de la Escuela Municipal de Música.

El Nano se comportó como un campeón mientras la enfermera lo pinchaba. Cuando ella preparaba el brazo para pincharle, le pedí al Nano que me viese. Gira la cabecita hacia mi, y mirándome fijamente a los ojos me sonríe. ¡Zasca! ¡Picotazo! Quedó paralizado y se le escaparon unas lagrimitas, pero se aguantó!

Después de las clases, el Papi y el Nano me acompañaron al Festival. Coloqué al Nano delante con los demás peques que había, en frente del escenario. Y aguantó todo el festival! Tanto que no se quería ir de ahí, jajajaja

Escuchaba atentamente, cantaba bajito algunas canciones, aplaudía correctamente antes y después de las actuaciones. Cuando mis compis le preguntaban qué fue lo que más le gustó decía «el violín y la batería!»… nada de piano jajaja.

 

«Una foto del Festival: no perdía detalle alguno!»(foto/»robao» de @supercompimolona )

 Como dicho, empezaron ya (¡¡¡por fiiin!!!) las vacaciones, y para el Papi también. Lo que significa que estaré «desconectada» durante esta semana.

Así que, besotes a tod@s y a disfrutar de las «vacas» en familia! ¡Sed felices, people! 😉

«La visita en el nuevo cole!»

Ayer fuimos a nuestra ciudad a entregar la solicitud y conocer el centro. Nos llevamos también al Nano, para que lo viera también y para que (si lo admiten en este cole) el cambio no sea drástico para él.

y…. ¡¡NOS GUSTÓ ENORMEMENTE!! Madre!! Pedazo colegio! Es grande, cuenta con varios anexos, patios, zona verde, aulas grandes y bien acondicionadas,dos bibliotecas impresionantes… . Algo que nos chocó tanto al Papi como a mi, es que en esta ciudad absolutamente todos los colegios tienen días de «puertas abiertas», donde te explican todo detalladamente (historia del centro, el funcionamiento, metodología didáctica etc), y te enseñan el cole de arriba a abajo. Mientras, donde vivimos, ésto no se hace. No hay ningún día de puertas abiertas, así que no tienes ni idea de cómo va a ser el cole de tu peque.

Otra cosa más que me gustó es que allá la web del ayuntamiento tiene un apartado específico para hacer las solicitudes de admisión: puedes ver todas las zonas, colegios, y el padrón te lo puedes descargar ahí mismo. Aquí te vuelves loca para encontrar un mapa con las zonas ya que no todos los coles lo publica en su web, y el padrón lo tienes que pedir personalmente en el ayuntamiento.

Llegamos un poco antes de la «visita guiada», para entregar la solicitud de admisión. Y me parece que fuimos los primeros! Mi hermana me había comentado de que posiblemente tendríamos que ir a inspección para pedir el cambio de centro, ya que a un compañero de trabajo de ella tuvo que hacer así. Pues no. Preguntamos, y nos dijeron que entregando la solicitud dentro del plazo establecido, no había motivo para ir a Inspección.  Lo que igual le pasó al compañero de mi hermana, es que se cambiase a mitad de curso. Supongo que en este caso, al estar los plazos cerrados, tiene que ir a la administración a pedir el traslado.

Nuestro «acongoje» es que, como no estamos empadronados allá, y posiblemente no tendremos algún punto en el baremo que nos ayude a conseguir una plaza, nos manden al Nano a un cole «a tomar por saco»(y os aseguro que esta ciudad es enorme!!). Pero vimos que en 5º de Infantil sacan 13 plazas (son bastantes, no?).

«Momento ‘Burrocracia»

No todo fue tan liso y llano… yo ya me imaginaba de que tendría que volver para entregar algún papelorio… . Al rellenar la solicitud releí mil y cuarenta mil veces la letra pequeña, incluso el decreto por si tenía que adjuntar algún papel más. Pues según lo que dictaba, ya estaría todo listo. No pedían más nada. Peeeero… yo ya tenía la mosca detrás de la oreja.

No sé por qué, llamadme bruja, pero estaba más que segura de que tendría que volver.

y….. ¡¡TACHAAAAAN!! La administrativa me dijo que necesitaba un justificante de la matrícula del cole donde está actualmente. Jojojojo (Sí, Óscar: al final tenía razón! 😥 ). Pero bueno! Ya me dijeron que lo puede llevar otra persona. Así que a mi querido Papi le toca acercarse al nuevo cole a entregar el justificante (y conociéndolo, se muere de las ganas de verlo por dentro jajaja).

El justificante ya me lo dieron hoy, y ya sacaron la plaza del Nano para el siguiente curso.

«El funcionamiento de las clases en Infantil»

La presentación-charla la llevaron el Director y la jefa de estudios (que es profe de infantil). Ella nos explicó como se desarrollan las clases. ¡¡Por fin una profe que cuenta como se desarrollan las clases y la metodología empleada!! Os juro que se me caía la baba! Lloré de la emoción!! Diosssss!!!  Jajaja

En este cole, los grupos definitivos los hacen después del tiempo de adaptación. Durante esos días, las profes van apuntando las conductas del niño, así que procuran no juntar a los más peleones en una misma clase y equilibrarlas bien. También dividen a los nenes según el tiempo que tienen. Es decir, no juntan a los nacidos en Enero con los de Diciembre.

Y otro punto más: cuando se hacen pis encima no nos hacen llamar para cambiarles continuamente la ropa (que es un auténtico suplicio!). Lo que hacen es pedirnos una bolsita con una muda completa (incluido el calzado), y cuando se hacen pis encima, los sientan encima de unas toallas cerca del radiador y les explican que se tienen que cambiar solitos, les dejan todo el tiempo necesario para cambiarse y si se tercia, les ayudan un poco. La verdad, me parece interesante, porque es también una manera de fomentar su independencia, que el mío está muy acostumbrado a que le quite y ponga yo la ropa.

¿cómo fue todo eso aquí?

La profe chiflada nos convocó ¡¡3 veces!! poco antes del comienzo del curso, y la verdad, no sé para qué fui, porque salí de ahí como cuando entré: sin tener ni idea de nada. Solo salí con una pésima impresión de la profe.

Los grupos ya los formaron antes de la fase de adaptación, y ya no se podía cambiar para nada. Así, en la clase del Nano se concentran los más peleones y los nenes que ya cumplieron los 4 años (que son bastantes) con los de 3. Y se nota la diferencia un montón!

En lo que más insistía era de que nosotros tendríamos que cambiarles si se hacían pis encima y que la muda la tendríamos que llevar nosotros de casa.

De lo que hacen en clase… no tengo ni idea excepto las de inglés. Ahí sí que estoy contenta, porque el Nano está aprendiendo estupendamente. Tanto que lo suele chapurrear en casa.

«y el Papi emocionado!»

El Papi estaba como un niño pequeño viendo su cole. Me enseñó su aula, y se quedaba pasmado con los murales y dibujos que había por ahí que ya estaban cuando él era crío. Para él fue una bonita regresión a su niñez, ya que sus mejores momentos los vivió en este cole.

En la visita habían otros Padres que también estudiaron en ese cole, y estaban igual: emocionados y deseando de que sus retoños sean admitidos ahí.

Sí! Afirmo de que se trata de un señor cole en toda regla! Me requeteencantó! Todo, todito! Ninguna pega en absoluto, y salí de ahí bien informada! 😉

¡¡Ah!! Y el Nano no se quería marchar de ahí! De hecho, cuando los Nenes de Infantil iban en fila para clase, el muy cabrito se quería colar con ellos! Le gustó muchísimo este cole!

Crucemos los dedos para que entre, por dios!!! 🙂

 

 

«Divagando, di vagando»

Estos días ando un poco en modo reflexivo. Desde que tomamos la decisión de volver para «nuestra casa», no dejo de ver señales. Llamadme friki o paranoica, pero es bastante curioso lo que estoy viendo últimamente.

La ciudad donde vivimos, es tranquila. Nunca pasa nada. Y desde diciembre no para de salir en las noticias por cosas bastantes «valle inclanescas«.

Primero fue el bofetón que recibió el «presi» en pleno paseo electoral. A ver, que a mi ese tío no me cae para nada bien, y mis tendencias políticas no van para nada en esa dirección. Suelo encontrarme continuamente con los políticos estrellas por aquí y sinceramente, muchas veces se me hierve la sangre y me dan ganas de darles un bofetazo de los grandes por mamones. Pero no lo hago. Realmente, cuando vi las imágenes no estaba de acuerdo con lo sucedido. Aunque sea un cabrón en toda regla, no es plan.

El sábado, pasando por caja, me fijé en el señor que iba con su hija detrás nuestra. Era el vicepresidente de esta comunidad autónoma. Y obviamente, cuando lo oigo hablar en la tele me pone de mala leche. Pero ahí lo vi. Con su hija, haciendo la compra después de haber estado en un acto político. Lo vi como persona, como padre. No como político. Lo que me hace pensar, que antes de nada somos eso: personas, con nuestras cosas cotidianas, con sentimientos (aunque no lo parezca). Pensé que vaya valor tiene de hacer él mismo la compra sin escolta, sabiendo de que no son muy populares que digamos, y viendo lo que le pasó a su jefe. (eh! No os vayas a pensar que cambio de tendencia, eh? jajajaja)

«Humo por todos los lados»

Esta ciudad tiene un gran defecto, que es la celulosa que está pegada a la ría. Los olores son insoportables. En verano hay semanas que es un auténtico suplicio vivir aquí.

Se supone que la concesión terminaría y la trasladarían a otro lugar más conveniente. Se había llegado a ese acuerdo. Pues no. Hace unas semanas, el gobierno amplió la concesión para unos 60 años más. Reacción local? Declarar desde hoy al presi como «Persona non grata» en su propia ciudad natal.

La única cosa que me gusta de este sitio es su casco histórico. Es una preciosidad! Es como si pasaras a otra época, en el medioevo. Muy limpio y muy bien rehabilitado.

Pues resulta que hace un mes se declaró un incendio en uno de esos edificios históricos. Calcinado de arriba para abajo, quedando solo la estructura de piedra en pie, resultando un pegote negro entre los demás edificios. Y así quedará durante mucho tiempo.


Pasé aún el sábado por ahí, y al ver como quedó sentí como que ya se cerró esta etapa «ptv«. Como si todas estas noticias me estuvieran diciendo de que tomamos la decisión correcta. Porque mira que en todos estos años que estamos viviendo aquí, nunca pasó nada y va justo que nos decidimos a marcharnos de aquí ¡venga! ¡despiporre de noticias extrañas! ¡El Mundo today!

¿No os parece curioso?

«Peque resúmen»

Y hablando con un padre de un compi del Nano, me contó que a la profe chiflada se le está yendo últimamente la cabeza de más (que ya es decir!): se le escapó un niño de clase, puso a parir a otros padres… en fin! Que no aprendió la lección!

Por lo demás: el Nano disfrutó de lo lindo con el desfile de carnaval este sábado pasado! Jajaja Madre! Había uno de los Minions y los perseguía! Hala a correr detrás de ellos! 😥

Feliz comienzo de semana, people! A ser felices! 🙂