«#MiércolesMudo: Somos novios!»

IMG_4576

Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.

«Premio Bloguera con buen rollo»

Bueno, bueno, bueno! Esto sí que es empezar la semana con buen pie!

Después de un finde agotador (el Nano tiene una mamitis aguda, y solo quiere colo mío incluso en casa), ir a Carrefour a tope de gente a comprar un arbol nuevo y un baúl, y al darte la vuelta te das cuenta que te robaron el carrito (la madre que los parió! Ya imagináis lo «contentos» que nos pusimos el Papi y yo…), audiciones del primer trimestre… Acabé hecha polvo!

Normalmente, a partir del viernes a mediodía desconecto del wordpress… hasta el lunes por la mañana… y aquí me encuentro esta súpernominación a este premio chulísimo 😀

bloguera-con-buen-rollo-650x650

Me nominó El Rincón del Peque (gracias mil, preciosísima!). Es un blog sobre la maternidad y pedagogía infantil muy, pero que muy bueno. Te da consejos utilísimos sobre la maternidad y crianza. Te explica sobre mil cosas, como derechos u hospitales IHAN, que apenas se sabe, y un larguísimo etc. Es de los blogs que más sigo. Os lo recomiendo totalmente a tod@s! 😉

 

Las normas del Premio son las siguientes:

  1. Mencionar al blog que te lo otorgó.
  2. Responder a las preguntas formuladas.
  3. Nominar a 10 bloggers que creas merecedoras de esta distinción.

 

Las preguntas:

¿Cada cuánto publicas un post?

Normalmente procuro publicar cada semana como mínimo 2. Los miércoles participo en un carnaval de Blogs (Miércoles Mudo) muy chulo, que consiste en subir una foto. Os animo a participar, está genial! Últimamente se me hace difícil publicar más de dos, ya que tengo un lío de tres pares por casa… que apenas me da tiempo a nada. Y sin el Nano revoloteando por aquí. Iiiincreíble, eh?

¿Te costó decidir el nombre del blog?

Antes tenía otro blog con otro nombre que no me convencía en absoluto. Luego, con el comienzo del cole del peque, me animé a empezar seriamente con un blog, y decidí este nombre porque es lo que mejor refleja la idea del contenido de mi blog. No me llevó mucho decidirlo ya que «Mamá Pianista» es mi nick de Instagram, y lo de «Diario» era lo que tenía pensado.

 

Recomiéndame un libro para leer y reseñar

Abufff…. la hemos «líao!»! Desde que nació el Nano, apenas tengo tiempo para leer. Solía leer cosas bastantes densas, como Sartre o Beauvoir… pero me parece que machacaros con filosofía no es plan! Ya tuvisteis suficiente en vuestra etapa de Instituto jajaja.

Quizás recomiendo «La insoportable levedad del ser» de Milan Kundera. Fue un libro que leí hace años y que me impactó enormemente. Trata de una pareja (Teresa y Tomás) en la Praga en plena Guerra fría.

Gira entorno a Tomás, gran mujeriego, que al conocer a Teresa, surgen dudas existenciales que deriva en conflictos sexuales y afectivos. Trata también otros puntos, como histórico-político, filosófico, artístico y psicológico. Mu completito, vamos. Para quienes no os gusta leer, y os estáis preguntando si existe una peli… sí, existe (y muy bien lograda, por cierto), protagonizada por Juliette Binoche y Daniel Day-Lewis 😉

 

¿Cómo decides el tema del día?

Normalmente, surge con algo anecdótico que pasó durante el día, otras se me ocurren en plan «zasca! toma idea!», o me sugieren otras personas. Pero eso, en general, son cosas que pasan con el Nano a lo largo del día. Es un diario, no? 🙂

 

¿Compartes tus publicaciones en redes sociales?

Tengo el Blog enlazado al Twitter y a mi cuenta personal de Facebook. Así que todo lo que publico por aquí, se sube por allá.

 

¿Cuál es tu sección favorita del blog?

Pues no tengo sección… ¿es malo? :-/

 

¿Qué nos recomiendas de tu blog?

Arrgggg…. esto de recomendarme a mi misma se me da muuuu maaaal! La verdad, no sé… :-/

 

¿Qué personaje es tu favorito ya sea en libros, series o películas?

Las «preguns» se están volviendo difíciiiileeees…. Hummmm… pueeeees…. Va! Mi personaje favorito de cuando era peque….:

diana v

Me encantaba Diana, la mala, malísima de «V». Os acordáis? Recuerdo en las vacaciones de verano, que las pasábamos en casa de mis tíos, como jugábamos a ser los personajes de la serie. Yo siempre pillaba a la mala, y el resto se me quedaba viendo en plan «tú eres rara! Pero rara, rara, rara!… Pero más rara que un perro verde con pulgas fosforitos». jajajaja

 

Recomiéndame una canción:

En serio… ¿lo hacéis para fastidiarmeee? (jajajaja). Me lo estáis complicando de máaaaaas!! 😥

Pondría uuuun montón de temas…. pero como tiene que ser solo uno, y siguiendo un poco el rollo «viejuno»,y coincidiendo que estos días me desapareció la copia que tenía en el coche para hacer mis viajes más amenos (voy a matar al Papi…. vas a ver cuando te desaparezcan las copias de Sepultura, grrr)  me decanto por Eagle Eye Cherry, que siempre que escucho este tema me trae muy buenos recuerdos de mi adolescencia.

Os recomendaría también Ludovico Einaudi (que se está poniendo muy de moda por España tras ceder un tema  para el anuncio de la lotería de navidad), Avishai Cohen (Contrabajista de Jazz alucinante!), Massive Attack, Dead can Dance y un larguisíiiiisimo etc.

 

Ahora toca lo «Chachi»: las  «Nomineishons«:

…y los nominados a estos premios chachipirulis que te levantan el ánimo sooooon…:

  1. La Maternidad de Krika en Suiza
  2. Piezecitos
  3. Entre mis horas
  4. La vida con mis dos peque demonios cara de ángel
  5. Alma de Mami
  6. Diario de una Mamá Informática
  7. Segundos Pasos
  8. El Diario de Sensi
  9. Las travesuras de una Mamá Joven
  10. Historias tras tu DNI

 

Besotes a tod@s y buen comienzo de semana! 🙂

«#MiércolesMudo: Piper, la reina de la casa»

Siguiendo un poco el hilo del post de ayer, hoy pongo una foto de mi perrita, la reina de la casa. La tomé hace ya unos años con la reflex que tengo. No utilicé ni Photoshop ni filtros. Es Piper en estado natural 😉 Feliz MM!!

Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.

«Niños y mascotas»

Desde que era muy, muy niña me encantaron los animales. Recuerdo la primera vez, con cuatro años, que estaba empecinada en traerme un gato para casa. Había uno atigrado rondando por nuestra casa, y un día lo cogí y lo metí en casa. Aún recuerdo la cara de susto que puso mi madre cuando lo vio por la casa adelante, jajajaja.

Me crié con mascotas: conejos, conejillos de india, ratas, hamsters y perros. Y es una experiencia bonita! Te enseña a ser más responsable y ver la vida de otra manera. Así que, en mi casa tenemos dos perretes, una chica y un chico que llenan de alegría los juegos del Nano.

Cuando nos mudamos aquí, estábamos el Papi y yo solos. Recuerdo un día que me interrumpió una clase una ex alumna (y sobrina de la dueña de la academia). Tenía los ojos llorosos y estaba desesperada. Había encontrado hacía unas semanas un cachorrito metido en una bolsa tirada en la cuneta. Me contó que durante días se pasaba por ahí a darle de beber y de comer. La perrita estaba ya fuera de la bolsa pero no se movía del sitio, como esperando a que quienes la habían abandonado la fuesen a buscar. La niña, mientras, seguía insistiendo en casa para recogerla… y por fin, su padre le dio el visto bueno. Tenían tres perros más, y el más viejo, atacaba a la perrita. Así que los padres le dijeron que le buscara otro hogar. Le dieron un plazo, y si se agotaba ese plazo, a la perrera.

La perrera de aquí suele estar saturadísima, y lo que hacen con algunos perros que les llegan es meterle esa terrible inyección. … y a la niña se le acabó el plazo. De camino a la perrera, la niña le insistió al padre que parase en la academia. Y así dio conmigo.


Cuando vi por primera vez a ese cachorrito asustada, y el gesto que me hizo de echarse a mis pies, sabía que no me iba a separar de ella. Y la adopté. Es un cruce de Beagle con Podenco portugués, un cruce muy habitual para conseguir perros de caza. A día de hoy aún siente pánico a los fuegos (disparos, petardos y los fuegos de las fiestas), a las vallas. El terror a los sitios oscuros ya lo supero. Recuerdo un día, paseándola por la ciudad, se me acercó un señor que denotaba cierto alto status social, y me dijo «buen ejemplar de caza!» Me reí y le contesté, que muy buena no será porque le tiene miedo a los ruidos. «Lástima!» me contestó.

Imagino que a esta perrita la abandonaron porque no servía para ese propósito. ¡Y menos mal que no le ocurrió algo peor!

Es tozuda y por ser medio Beagle, ladra por todo. Jajajaja

Cuando nació el Nano, lo aceptó muy bien y me lo cuidaba. Estaba siempre pendiente de él. Desde que el Nano empezó a caminar y a hacer de las suyas, mantiene distancias con él (es que es muuuuy bruto el peque), pero juega con él, o le obedece.

«… y no llegó con uno que viene otro!»

Va hacer 2 años que adopté al segundo. Otra alumna mía se había hecho cargo de este perro, porque veía como un conocido de un amigo de ella lo trataba: lo tenía todo el día encerrado en casa, no lo sacaba nunca, y claro, el perro hacía sus necesidades en casa. Resultado: este chico se dedicaba a pegarle. Además quería hacerlo agresivo. Así que esta chica, cuando vio el percal, no se lo pensó dos veces y se lo llevó. Claro, que en casa no se lo dejaron tener, y ya os podéis imaginar el final: no pude decir que no, además, mi perra se encariño con él! Jajajaja


Al Papi casi le da un infarto, pero a día de hoy, lo adora. Es un perro muy, muy dulce y cariñoso. Además, es un guardián de lujo! La primera vez (y última)  que el Nano consiguió abrir la puerta de la entrada, el perro empezó a ladrar. A mi me extrañó, porque así como la perra ladra por todo, éste es muy callado. Notaba que el ladrido tenía eco, … y ahí los veo. En el pasillo, el Nano delante del ascensor y el perro ladrando y empujándolo hacia atrás. Si el Nano llora porque se hizo daño, o se despierta llorando, el primero que va a verlo es el perro.

«Son mis cachorritos!»

El Nano no sabe vivir sin ellos. Los incluye en todos sus proyectos, les da de comer, quiere pasearlos, juega un montón con ellos y los llena de besos.

Tiene claro que son sus perros. Me sonríe, los señala y me dice «‘Paipé‘(Piper)  y ‘Lolón‘(Gordon) son mis cachorritos!».

En cama dormimos todos juntos, y desde que adosamos la nueva cama del Nano a la nuestra, los dos duermen cerca de él, como guardianes.

Las mañanas de los fines de semana los despertares del Nano son preciosos. Siempre es el primero en despertarse, y lo que dice es «Buenos días Mamá, buenos días Papá, buenos días «Paipé», buenos días «Lolón»! » y nos llena a besos.

Si un perro está medio pachucho, se preocupa por ellos y quiere cuidarles o darles la medicina. También les regaña si ladran, o me los mete en la cocina cuando nos vamos a algún sitio. Y le obedecen! Gordon es el que más juega con él, y siempre le roba algún juguete para quele haga caso. Y


Hay gente que me decían que nos deshiciéramos de ellos, y otros que nos dicen que es una manera muy sana de educar al Nano. Y la verdad que sí. Se está llevando un máster en responsabilidad y respeto. Aunque digo la verdad, cuando vamos paseando por la ciudad y ve otros perros, tengo que ir corriendo tras él, porque los quiere achuchar como a los nuestros. Y claro, si son perritos pequeños, temo por ellos porque le puede hacer daño (bruto, brutón). Y con los pedazos de perracos tipo gran mastín, de estos que parecen más caballos que perros, pues claro, no sé como pueden reaccionar.

No me arrepiento de tener dos perros en casa. A mi me dan mucha compañía (por las mañanas las paso ahora sola). Piper, desde que está Gordon, rejuveneció mucho y me sorprende como duermen juntitos sin gruñirse. La verdad, muchas veces digo que mi casa es «Mimosolandia», porque lo que más se respira es amor, cariño y mimos. 🙂


¿y vosotr@s? ¿tenéis también mascotas en casa? ¿qué tal con vuestr@s peques?

 

«Dur dur d’être une maman»

¿Quién no se acuerda de ese pequeñajo francés que cantaba allá por los ’90 «Dur dur d’être un bébé»?

… éste mismo! Seguro que de aquella nos partíamos la caja y pensábamos lo mono que era este bebé. «pobre! Mira que mal lo pasan los bebés!» jajaja

 

Pues nada, estos días me viene este tema mucho a la cabeza, y me río… porque mira que ser madre no es fácil! Estas 2 semanitas me está resultando agotador: como siempre, ando a mil por hora (que síiii, que me tendría que tomar las cosas con calma, pero nooooo!). Me veo en esta situación: estoy prácticamente sola durante el día, atendiendo la casa, los perros, al Nano, preparando clases, haciendo recados, la comida, la ropa, papeleos, pediatra, … «duro ser mami!»

Con el nuevo horario del Papi, me tuve que organizar para dejar al Nano con el Abuelo y poder ir a trabajar (los dos días que doy clases fuera de casa). Así que lo apunté para el comedor los miércoles para que renganche con las clases extraescolares que tiene en el mismo centro y que luego lo recogiese su «Abu». Pues ea! El miércoles pasado estaba comiendo con mi padre (pedazo de sol de padre que tengo, por cierto), que me llevó a un restaurante. Llamada del cole. Me asusto, porque era su primer día de comedor, además no había dormido bien esa noche.

Descuelgo y…

-Hola, ¿la mamá de «enanito«? Soy la directora del cole

-Sí, soy yo. Pasó algo?

-No sé… igual se le olvidó recoger a un niño…

Flipando le dije que ya había avisado a los monitores del comedor el día anterior y esa misma mañana. Ella coge la lista y se da cuenta que el error había sido de ellos. Bueno… menos mal! (Luego una monitora del comedor, que casualidades de la vida, es la mami de una alumna mía, me llama para decirme que el Nano estaba perfectamente: tranquilo y comiendo).

Al terminar las clases, salí del centro en busca del Papi y del Nano (sí, los lunes y miércoles son infernales! Y llegamos tardísimo a casa… inconvenientes de tener solo un coche y que los dos trabajemos en puntos distintos).

Ya era de noche, y hacía bastante frío. Al acercarme al bar donde me esperaban, veo al Nano sin el abrigo que le puse por la mañana. «Flipanding» en estéreo me quedé yo. El Papi me dice todo alucinado de cómo mandé al niño con el resfriado así al cole. Me dijo que mi padre lo recogió así del cole (y que también flipó). Tras soltar «tres ave marías y 2 padre nuestros» (ya imagináis el rosario de palabras no adecuadas para todos los públicos), me quedé de mala  hoooss…. durante toda la noche. El Papi me tranquilizaba y me decía que seguro que al día siguiente aparecía en el cole.

«El día siguiente»

Pues nada! Al llevar al Nano al cole, pregunté a todos en el centro por el dichoso abrigo. Y no daba aparecido. Se echaban las culpas entre ellos e incluso querían echarle la culpa a mi padre. Reventé, y me cabreé seriamente con la directora. Me vuelvo para casa, y a los 10 minutos, llamada del cole: apareció! Si es queeee…. Y sí, me parece que ya les quedó claro de donde le viene el mal genio al Nano. Jajajaja

De verdad que cada vez tengo menos fuerzas. Lo de iniciar al Nano en la música… ¡aún nada! ¿os lo podéis creer?

Y mis repasos al piano se reducen, aunque trato de tocar siempre algo (disciplina! disciplina a míii!). Es probable que para el año se convoquen Oposiciones (llevamos como 8 años sin Oposiciones para Piano), y para mantenerme en la lista no me queda otra que «ponerme al día». Como ayer: me voy a repasar el repertorio yyy…. ¡¡llamada del cole!! (joer… )

«Un ricitos de oro llamado Shin Chan»

El Nano, que se fue al baño y se hizo pis encima. Arrrgggg!!! Venga! Voy para el cole con otra ropa para cambiarlo. EL conserje me cuenta que el Nano se había ido con otros compañeros al baño. Luego se fueron todos para clase, menos él. Me contaba que lo escuchaba reírse en el baño y que de pronto salió del baño arrastrándose por el suelo como un gusano. (esta escena me suena mucho de haberla visto en algún capítulo de Shin Chan… señor, señor!). Al levantarlo, se dio cuenta que estaba meado. A pesar del cansancio que tenía, me gustó ver al Nano en su salsa. Lo vi realmente feliz y tranquilo y bien en el cole. Vi que tiene confianza con el conserje. En el baño, mientras lo cambiaba, se ponía a hacer el payaso con una niña de su clase. La niña lo llamaba, y se reía de sus payasadas. No se quería ir a clase, quería quedarse con el payaso de mi hijo (… apunta maneras este Shin Chan…).

Al salir me doy cuenta que no tenía tiempo para acercarme a casa para bajar a los perros (pobres!!). Así que a hacer la compra y recogerlo.

«Mi gimnasio: parcours con el Nano»

Ya llevo varias semanas que tengo que cargarlo en brazos (supongo que es «mamitis»). Para la ida, ya lo llevo en su sillita («más rápido, más…!»… y a correr). Y de vuelta… pues entre lidiar con él, porque se quiere quedar en el comedor y no ir para casa, luego que si ve la tienda de chuches, que si ese charco… lo que se tarda en hacer unos 10 minutos el trayecto del cole a casa, se convierte en casi ¡¡una hora!!… y cargándolo en brazos! (a pesar del dolor de espalda y abrirme las muñecas, reconozco que me encanta tenerlo cerquita y que me susurre cosas al oído 🙂 )

En casa, apenas como: mientras come el Nano aprovecho para poner a punto todo para las clases de la tarde. … y estos días me estoy dando cuenta que la ropa me queda floja, y que tengo los brazos, piernas y vientre tonificados. Me ahorro pasta en el gym que ríete tú, Elsa Pataki juasjuas

Y luego, rezo para que por las mañanas no me la líe a última hora para no llegar tarde al cole, ya que suele remolonear en cama, y luego para salir … Como hoy: me dio un ataque de tos mientras vestía al Nano. Le tuvo que parecer gracioso ese momento, porque se puso a imitarme… y a esto que en una de esas toses echó todo el desayuno por encima de la cama. Meeecaaaa…..ooooo en san pito pato!!! A limpiarlo y cambiarlo de nuevo, viendo el reloj de reojo. Darle algo de agua, galletas, meterlo en su sillita y a toda leche para el cole.

 

Os soy sincera. A pesar de que mi vida cambió radicalmente desde que nació el Nano, no la cambio por nada! Es la sal que faltaba en mi vida, esa chispa que te mantiene viva! Reconozco que tengo momentos de bajones, pero porque ya no puedo más físicamente. Estamos solos aquí, y no voy a molestar a mi padre siempre! (se merece también disfrutar de su jubilación, que trabajó duramente durante muchos años). Soy de las que piensan «tú hijo, tú responsabilidad». La maternidad no es fácil, pero te da muchos, muchísimos momentos de plenitud. ¿seré masoca? Si es así, me gusta ser masoca! 🙂

 

 

 

 

Premio: The versatile blogger Award

El viernes me llevé un gratísimo sorpresón cuando Bego, de la vida con mis 2 peques demonios cara de ángel, me nominó para este premio. Vaya! 🙂 Todo un detalle por acordarse de mi (happy, happy y happy al cuadrado! Muchas gracias!!)

premio blog

El caso es que estuve tan, pero que taaaan liada, que no pude postear absolutamente nada (visitas a la pediatra (como no!), noches horribles con ataques de tos, vomitos y pises, organizarme para poder ir a trabajar, preparar clases, contactar con el comedor del cole…. abuff!! Se hace eterno todo ésto! 😦 )

Cuento un poco de cómo va ésto:

-agradecer a la persona que te dio el premio

-contar 7 cosas sobre ti

-nominar a 15 Blogs y comunicárselo

Así que… los nominados soooon…:

  1. Lorenphotography
  2. Conmimuca
  3. Las travesura de una MAMÁ joven
  4. Segundos Pasos
  5. Un cuento para ella
  6. Junior
  7. El Rincón del Peque
  8. Mis Chic@s y yo
  9. Alma de Mami
  10. Dtradicio
  11. Diario de una Mamá Informática
  12. Te miro me miras
  13. Mama i Miu
  14. Hogar Bloguero
  15. Historias tras tu DNI

Que sí, que sí…. ya sé que me vais a matar! Jajaja (Broma! :-P)

Ahora… 7 cosas sobre mi… ësta si que es difícil… hummm… a verrrrr…:

  1. Mis 2 olores favoritos (sí, olores, 😉 ) son: 1) la nieve. Echo de menos ese olor tan característico que anunciaba una nevada, o mismo cuando estaba ya la nieve cuajada. Es un olor que está muy ligado a mi infancia… y como por aquí la nieve es inexistente… lo echo de menos. (Algunos de vosotr@s me estaréis llamando masoquista como mínimo, jajaja). 2) el del Jazmín en flor: este si que lo tengo más presente por aquí. Me encanta pasar por sitios donde haya un jazmín en flor. Me evoca la cercanía del verano, la calidez… . Ya veis! 2 olores que van ligados al verano y al invierno.
  2. Nací en Suiza y viví ahí hasta los 20 años (casi «ná»!). Mi mentalidad es más bien suiza (aunque la mala hostia es bien española! jeje). A día de hoy sigo costumbres típicas suizas que forman parte de mi, y se las estoy enseñando al Nano. Lo de la puntualidad extrema, lo llevo a rajatabla. Y sigo sin entender esos «10 minutos de cortesía», que al final se convierten en 3 cuartos de hora… hummm….
  3. El idioma en que pienso, y a veces lo hablo sin darme cuenta, es el bernés (suizo-alemán del Cantón de Berna). No es el primero que en una situación así me pregunta si estoy hablando en Klingon!
  4. Hace muchísimos años tocaba la gaita en un grupo folk de por aquí con quienes grabé discos (incluso hay dos temas míos por ahí), y toqué en muchísimos festivales. Y sí, confieso: en esa etapa tuve una fase «Hippie-folkie». Unas pintas queeee… quién me ha visto y quién me ve! madre de dios! Jajaja
  5. Odio la hipocresía y la mentira (aunque sean mentiras «piadosas»). No soporto que la gente actúe conmigo de una manera, cuando en realidad siente otra cosa. Sonrisas forzadas, promesas de compromiso… para quedar bien o para tener la conciencia en paz. No me gusta. Así que cuando reconozco ese tipo de gente, procuro evitarlas.
  6. No sé hacer las cosas con calma. Siempre voy a mil por hora…. y al final acabo agotada. Mira que me tienen dicho «tómate las cosas con calmaaa!», y nada… me desespero y voy a toda leche. Jajajaja
  7. Mi sueño es abrir un Aula (ya no digo academia) de Música por mi cuenta y dar clases con mi hermana. Es algo que soñamos las dos desde que empezamos a estudiar música. ¿lo conseguiremos algún día?

Pues, ea! Cumplí! 😀 Nuevamente, dar las gracias a Bego, que la verdad, me hizo mucha ilusión! Y ahora os toca a vosotr@s!

Besotes, people!

¡La vuelta al Cole!

(Sí, sí… pensé que yo nunca volvería más al cole en mi vida y resulta que ¡mira tú! Vuelvo al cole…)

Mi primera entrada de este Blog coincide con el comienzo de una nueva etapa de mi Nano. Desde su nacimiento aparqué mi vida musical. Se acabaron las largas horas de estudio, preparaciones a oposiciones, composiciones, tocar en grupos… Era mi hijo o mi carrera musical, a lo que obviamente salió ganando mi hijo. 🙂

Así que, desde que nació hace ya 3 años, me dediqué en cuerpo y alma a criarlo, con todo el amor y paciencia posible.

Desde hace un tiempo volví a retomar mis momentos de estudios al instrumento para ponerme «musicalmente en forma» (en otra entrada explicaré como son esos estudios con el Nano por el medio), y tenía pensado ya tomarlo en serio (como antes), cuando el Nano empezara el Cole. ¡Pues bien! Ese día llegó hace una semana y pico… y llevo una semana y pico más loca y estresada que nunca! (horror! horror!). Seguramente que mucho de vosotros os suena esta situación, la llamada «fase de adaptación», que te descoloca tanto a ti como a tu peque (cada día un horario distinto, duración, grupos que se van juntando, cambio de turnos…). Así que no pude empezar nada (sniff…).

«Mi Nano empezó el cole, y yo vuelvo al Cole…» (Imágen: MorgueFile)

Hoy ya empezó con un turno más largo, entrando a las 9 de la mañana y saliendo a las 13h. Al llegar a casa, con la idea de ponerme ya a estudiar, me encuentro un campo de batalla que ni Waterloo ni leches. Sin el saltimbanqui por el medio, visualizo el estado real del salón, pasillo, y habitación de música… ¡Dios mío! He estado durante todo tiempo en un plano paralelo, en Matrix! Está todo manga por hombro… así que, después de publicar esta entrada, me tocará recoger y limpiar todo…

Y si me sobra tiempo, le prepararé una pequeña sorpresa al Nano! (Si es que Madre hay solo una! 🙂 🙂 )

… y por cierto: el Nano no tuvo ningún problema de adaptación en el cole. Es más, de ida va como una flecha hacia el cole, y al salir me monta unos dramones con lágrimas y todo por no quererse marchar de ahí…. Si lo que digo yo: salió bien raro, pero raro de verdad! 😉